SI QUIERE ESTAR SANO, VAYA A LOS BAÑOS
 
Los lituanos son muy aficionados a ir al calor de los baños para recuperar su fuerza y ​​salud. La gente considera el baño como un tipo de ocio, como una forma de divertise con sus amigos, cuidando al mismo tiempo su salud. Podemos afirmar con seguridad que las enfermedades causadas por el rápido ritmo de vida se evaporararán en un baño caliente y el estrés saldrá del cuerpo con la ayuda de las ramas de robles, abedules y otros árboles.
 
 Características del baño lituano
 
El típico baño lituano es un baño de vapor que se diferencia del resto de baños del mundo por sus propias propiedades curativas especiales. La variedad de procedimientos que se practican y su efecto, fascina a todos los visitantes del país. El baño lituano se distingue principalmente por el abundante uso que hace de una amplia variedad de plantas y hiernas. El baño lituano utiliza infusiones de plantas y vapor muy caliente; el cuerpo recibe un masaje y es sacudido con ramilletes de hierbas medicinales de modo que todas las enfermedades y dolencias desaparecerán en un instante. Los ramilletes tradicionales de Lituania están hechos de una amplia variedad de plantas, desde ramas de árboles a hierbas medicinales. El ramillete de abedul es un clásico de estos baños, siendo incluso conocido como "doctor del baño". Si está correctamente elaborado, el ramillete conserva la energía de la planta y sus propiedades terapéuticas. Lo mejor es usar ramitas recién cortadas y atadas.
Las saunas de Lituania son también excepcionales: originales calentadores originales, cómodas y prácticas literas y salas separadas para diferentes tipos de tratamientos. Todo esto permite relajarse y disfrutar de los placeres del baño.
 
El encargado de la casa de baños es la persona más importante del lugar
 
La persona más importante en el baño en Lituania es el encargado de los baños, quien tiene un  profundo conocimiento de las plantas, conoce las propiedades curativas de las hierbas, y los secretos de los masajes. Y lo más importante, es que es un profesional en golpear con los ramilletes de hierbas. La capacidad de manejar con destreza el ramillete, proporciona una experiencia única al cliente y merece mucho respeto. Si cree que no le gustan los baños, espere a recibir alguno de estos tratamientos, ya no podrá afirmar eso; sentirá que renace de nuevo y querrá regresar.
 
 
 
Cuando tenga mucho calor, salte al agujero en el hielo
 
El endurecimiento del cuerpo con nieve y agua fría es conocido desde hace mucho tiempo. Los modernos estudios médicos han demostrado que la inmunidad se ve muy reforzada cuando el cuerpo experimenta contrastes de temperatura y los tratamientos disponibles, lo aprovechan. Un agujero en el hielo de un lago congelado es perfecto para eso, pero antes de saltar dentro, debe prepararse y aumentar su temperatura corporal sumergiéndose en un baño caliente. Cuando la temperatura del cuerpo sea lo bastante alta, no tiene que preocuparse por si se resfría tras meterse en las heladas aguas del lago, por lo que esta piscina natural puede disfrutarse incluso en pleno invierno. Sin embargo, tras saltar al agua fría, no debe quedarse en ella mucho tiempo, así el cuerpo no se enfriará demasiado y no cogerá frío, tan sólo recibirá una dosis de un tónico saludable.
 
Los mejores baños están en el lago de Ignalina
 
Lituania tiene una gran variedad de baños, pero si está de visita por primera vez y no sabe cuál es el mejor baño lituano, entonces le recomendamos viajar a Ignalina. Los alrededores de esta ciudad al noreste de Lituania son muy montañosos, estando los baños situados en las orillas de los lagos; los hay antiguos y tradicionales, así como innovadores y modernos. Cada baño es interesante a su manera, por lo que cumplirá con las expectativas de los turistas más exigentes.
 
-2°