OCIO Y ENTRETENIMIENTO EN SITIOS DE CAMPING
 
Lituania es un lugar perfecto para los amantes de la naturaleza ya que el aire es muy limpio y puro y el agua de los ríos y lagos es como el cristal. Si disfruta escuchando el canto de los pájaros por la mañana y no tiene miedo de las diligentes hormigas, lo mejor es pasar las noches en campings. Se encuentran en los más bellos parajes naturales de Lituania y están a la espera de todos los que buscan la tranquilidad y el entretenimiento y quieren pasar unos días al aire libre.
 
Búsqueda de la paz
 
¿Sueña con alejarse del bullicio de la ciudad y el polvo, para ir a un maravilloso y tranquilo lugar de la naturaleza? Acampar es lo mejor para eso. Podrá relajarse en la naturaleza, navegar en un barco, ir de pesca, escuchar el canto de los pájaros y el susurro del bosque, y recuperar fuerzas después de un ritmo de vida ajetreado y rápido. Los campings de Lituania son los favoritos de todos los que buscan un refugio natural de vida silvestre. 
 
Para los que prefieran un entretenimiento activo y deportes
 
Para un día de relax rodeado de naturaleza, pero también para aquellos que quieren tener un tiempo de actividades y pasar tiempo en el camping, existen varias opciones a elegir entre ellas: piscina, mesas de tenis, tenis, mini golf, voleibol, petanca…, también se pueden organizar barbacoa y picnics. Los amantes de la natación pueden disfrutar de las playas, que se encuentran limpias y en buen estado, o alquilar botes de pedales. Además encontrará una buena dosis de calor en los baños lituanos que se encuentran en los campings.
 
 
 
Entretenimiento al aire libre en zonas de acampada con una historia única
 
Lituania tiene muchas zonas de acampada con una larga e interesante historia. Una de estas zonas se encuentra situada en la isla de Obuolių, en el lago de Grabuostas. En esta zona, el famoso científico de principios del siglo XX, P. Šivickis, vivió en una granja con el fin de crear un ambiente íntimo y agradable, tanto para sí mismo y su familia, como para los visitantes de la isla, él mismo plantó un huerto de manzanas. La isla es famosa por el huerto que aun da sus cosechas de manzanas, mientras que la isla por sí misma atrae a turistas de todos los rincones de la Tierra.
Gente de la zona dice que en el pasado había una capilla en la isla de Obuolių y ésta pertenecía a la nobleza, quienes solían venir aquí  para realizar excursiones y relajarse.
Hoy en día, la antigua casa del científico alberga un camping de cuatro estrellas, y un bar-cafetería en el edificio de la granja. La casa del profesor se convirtió en el edificio administrativo. Los manzanos, de los cuales hay más de un centenar aquí, al parecer no han cambiado y se puede recoger una rica cosecha de manzanas cada año. Tal vez si usted viene aquí a relajarse, pueda coger algunas de estas deliciosas manzanas.
 
12°