VILNIUS, UNA CIUDAD BARROCA
 
La mayoría de los turistas que llegan a Lituania, primero visitan la capital de nuestro país, Vilnius y por una buena razón. Vilnius ha sido reconocida por la UNESCO como una de las más bellas ciudades del Viejo Continente con el mayor casco antiguo barroco de toda Europa oriental y central. El casco antiguo rodeado de un excelente paisaje, se funde en armonía con la herencia de los logros del pasado y el presente, la ciencia y la cultura. Vilnius es el centro de la vida espiritual, cultural, religiosa y política de nuestro país.
 
El exclusivo casco antiguo de Vilnius
 
El más importante valor cultural de Lituania reconocido a nivel mundial, fue el casco antiguo de Vilnius. Desde el siglo XIII hasta el siglo XVIII Vilnius fue el centro político del Gran Ducado de Lituania teniendo un gran impacto en el desarrollo cultural y arquitectónico de Europa del Este. A pesar de ser atacada y destruida en numerosas ocasiones, ha mantenido impresionantes edificios del gótico, el renacimiento, el barroco, y el clasicismo, así como su trazado medieval y un ambiente natural.
 
Una de las capitales más verdes del mundo 
 
Vilnius es alabada por los visitantes, sobre todo debido a su limpieza y su vegetación. Es cierto que la ciudad que se encuentra en la confluencia de los ríos Neris y Vilnia, es una de las capitales más verdes del mundo. Cuenta con una gran cantidad de parques, plazas, jardines y zonas verdes. El centro histórico de la ciudad está rodeado de colinas, siendo éstas, perfectos puntosde observación o lugares de entretenimiento con unas vistas preciosas panorámicas de Vilnius. Desde aquí se pueden ver fácilmente los rojos tejados del casco antiguo de Vilnius, los cuales nos ofrecen ciertas reminiscencias de la mayor parte de la historia de la ciudad. Dé un paseo entre ellos en las preciosas calles. Eche un vistazo a los bien conservados edificios del castillo; la catedral, con sus más de seis siglos de historia; el conjunto de la Universidad de Vilnius, la más antigua de Europa central y oriental; los misteriosos monasterios Franciscano, Dominico y Bernardino; las ornamentadas iglesias ortodoxas; todo situado en distritos históricos y culturales.
 
 
El patrimonio barroco más grande 
 
Vilnius es como un libro de texto de estilos arquitectónicos. Los estilos de sus edificios lo reflejan todo, desde el gótico tardío al clasicismo, pero sobre todo, el barroco. El casco antiguo de Vilnius es el casco antiguo barroco más grande de Europa Central y Oriental, el cual cubre un área de 360 hectaréas. Curiosamente, el Vilnius barroco fue construido sobre cimientos medievales. Mientras se encuentre en la ciudad más grande de Lituania, aprecie la estrecha red de calles medievales donde destacan las imponentes y majestuosas cúpulas y torres pertenecientes a distintos siglos. Fue en la época barroca cuando se construyeron los edificios más sagrados de Vilnius: sus iglesias y monasterios.
 
Los ejemplos más prominentes del Vilnius Barroco 
 
Los más impresionantes y majestuosos edificios barrocos de Vilnius son: la Iglesia de San Casimiro, cuya construcción se inició en 1604 y que difiere de otras construcciones de la época por su sección inferior y por una cúpula con una corona; la Iglesia de Johns, con un campanario construido en el segundo cuarto del siglo XVIII, combinando armoniosamente con el conjunto arquitectónico de la Universidad de Vilnius. Si no tiene mucho tiempo, suba a este campanario para conseguir unas excepcionales vistas de todo el casco antiguo de Vilnius.
Es complicado hablar sobre el espíritu, al parecer, llena cada rincón del casco antiguo de Vilnius y el mensaje se entrega por antiguas torres, sólo puede sentirlo si viene a visitarnos, así que ¡Le esperamos en la ciudad barroca de extraordinaria belleza!
 
-2°