CASTILLO DE TRAKAI, UN LEGADO MEDIEVAL UNICO 
 
A veces, incluso un capricho puede convertir algo en un símbolo de un país que perdura durante largos siglos, en el que la majestuosidad y la belleza impresionan a cualquiera que venga a este país. El Castillo de Trakai envuelto por las aguas del lago y en leyendas y poemas, resulta encantador por su extraordinaria historia medieval.
 
Un pueblo, nacido de un capricho
 
La “ciudad del lago” es el apodo de Trakai, la capital histórica de Lituania. Se jacta no sólo de ser el orgullo de la ciudad sino de toda Lituania, siendo el único castillo en Europa del Este, construido en una isla.
¿Crees en las leyendas? La gente dice que Trakai fue construido por el capricho de una mujer. La esposa del duque Kestutis, llamada Birute, a quien no le gustaba vivir en el antiguo Trakai porque había muy poca agua alrededor, cosa a la que estaba acostumbrada en su casa en Palanga. Por tanto, Kęstutis, con el fin de complacer a su esposa, comenzó, hacia la mitad del siglo XIV, la construcción de un nuevo castillo en una península rodeada de lagos.
 
La sencilla historia del castillo
 
El magnífico complejo del Castillo de Trakai construido en una isla, se convirtió en un lugar de residencia para los duques del Gran Ducado de Lituania (GDL). El castillo, de estilo gótico, se compone de un palacio construido por maestros medievales y un torreón utilizada como torre residencial. Estos edificios estaban rodeados por una bien diseñada y alta muralla, muy sólida y rodeada por las aguas del lago Galve. El castillo perdió su poder político cuando la capital del Gran Ducado fue trasladada de Trakai a Vilnius. Sin embargo, durante mucho tiempo se mantuvo como la residencia favorita de la nobleza del GDL y de sus familias. En el siglo XVI el castillo se convirtió en una prisión para nobles, prisioneros de guerra, que fueron detenidos aquí. En 1962, el restaurado castillo pasó a ser parte del Museo de Historia Trakai.
 
 
 
 
Para los amantes y seguidores del misterio
 
Todos aquellos que estén interesados ​​en la historia y en lugares misteriosos, deberían visitar al Castillo de Trakai. Este lugar es uno de los sitios turísticos más visitados en Lituania. Tiene un puente de madera de 300 metros que conduce al castillo y cuenta con 12 km de largo canal que conecta los lagos. Además, salas y galerías de indescriptible belleza, vidrieras, frescos y pasadizos secretos, fascinan incluso a los que son indiferentes a la historia. En la actualidad, el castillo es la sede del museo de historia, a menudo alberga torneos medievales, conciertos y ferías de artesanía.
 
¿Qué más ver?
 
En la Edad Media, Trakai fue una colonia multicultural. Hasta el momento, los Karaites de Trakai lo consideraban su patria. No deje de probar sus comidas, sobre todo una variedad de kybyns. Cada uno de ustedes podrá elegir de acuerdo a su gusto y deleitarse con sus sabores.
Visite el increíble señorío de Užutrakis, con un parque creado a finales del siglo XIX por el famoso arquitecto, paisajista y botánico francés Eduard Francois Andre. El conjunto del señorío de Užutrakis fue construido por Tiškevičiai de 1896-1902. El palacio, de estilo neoclásico italiano, fue construido por un arquitecto polaco: Joseph Hus. El palacio fue decorado en el estilo del rey francés Luis XVI que adoraba el lujo. El parque del palacio está decorado con más de 20 estanques y todos ellos, junto con el hermoso palacio, están rodeados por los lagos de Galve y de Skaistis.
Los lagos de los alrededores de Trakai invitan a la natación, vela, ciclismo acuático, canotaje y también se puede visitar los humedales situados cerca de Trakai. Si se desea se puede ascender por encima del suelo desde el aeródromo de Paluknis, situado a 30 km de Trakai, donde se puede tomar un vuelo recreativo o volar aún más lejos, hasta el Mar Báltico.