LA CATEDRAL DE VILNIUS EN LA LISTA DE LAS CATEDRALES MAS BELLAS DEL MUNDO
 
La Catedral de Vilnius es una de las catedrales más bellas del mundo. Es una obra maestra clásica de la capital de Lituania. Si bien durante el largo curso de la historia de la catedral de Vilnius, ésta fue repetidamente destruida y quemada, en la actualidad se encuentra situada en el centro histórico de Vilnius, en la cuesta de la colina Gediminas, siendo el santuario católico más importante de todo el país y un lugar que es utilizado para las principales festividades cristianas, étnicas y nacionales.
 
 Historia
 
Nosotros los lituanos, preservamos la Catedral de Vilnius y nos emociona el tenerla en nuestro país. Es una parte importante de la herencia histórica lituana que esconde muchos secretos. Ahora bien, es complicado contar la historia de este majestuoso edificio. Algunos manuscritos antiguos mencionan que en el pasado hubo en este lugar un templo pagano para el Dios del Trueno Perkūnas donde ardía el fuego sagrado.
En el siglo XIII el Rey lituano Mindaugas construyó aquí un templo.Es bien sabido que, debido a los frecuentes incendios, guerras y a la tierra blanda bajo los cimientos de la Catedral, ésta tuvo que ser reconstruida y renovadaen varias ocasiones. Adquirió su aspecto actual a finales del siglo XVIII, cuando se llevaron a cabo los trabajos de reconstrucción por el más famoso arquitecto de la Lituania Clásica, Laurynas Gucevičius. También diseñó el ayuntamiento de  Vilnius, el conjunto de Verkiai y la iglesia de Sudervė. La característica principal del clasicismo es una vuelta a los antiguos principios de la arquitectura: la armonía, la sencillez, el rigor, la claridad lógica y la monumentalidad.
En la época soviética, la catedral se mantuvo cerrada, algunos objetos fueron robados y las magníficas esculturas de santos que había en el techo fueron derribadas y destruidas.
La Catedral fue devuelta a la congregación en 1988, fue sede de una galería de pintura, y en algún momento, incluso funcionó como un taller de reparación de automóviles. 
 
Un magnífico edificio, parcheado con fragmentos de diferentes estilos
 
Los interiores del edificio están decorados con frescos ornamentales, valiosas pinturas, esculturas y lápidas. La Catedral es uno de los más valiosos ejemplos del Barroco temprano; La capilla de San Casimiro se encuentra expresivamente decorada y en ella se encuentra el féretro con los restos de San Casimiro.
Visite los subterráneos de la catedral donde encontrará el fresco más antiguo de toda Lituania (de finales del siglo XVI), el cual representa la crucifixión de Cristo.
 
 
 
 
 
 
 
Las bóvedas son lugar de descanso para los famosos nobles del Gran Ducado de Lituania
 
Personajes famosos del Gran Ducado de Lituania fueron enterrados en la Catedral: nobles, obispos, duques. Entre ellos, el más poderoso gobernante de Lituania Vytautas el Grande y su esposa, Ona, así como el Gran Duque de Lituania y rey ​​de Polonia Alexander, quien está enterrado en el mausoleo real bajo la capilla de San Casimiro. También dos reinas y dos de las esposas de Segismundo Augusto: Elžbieta Habsburgaitė y Barbora Radvilaitė. Existen numerosas leyendas sobre la segunda, quien en el siglo XVI, fue incluso considerada como la mujer más bella de Europa. 
 
La plaza más famosa de Lituania 
 
La cercana Plaza de la Catedral se encuentra en el centro histórico y es la plaza más famosa de Lituania. Antiguamente era la ubicación de la muralla, las torres y el Palacio Episcopal. Ahora en la Plaza de la Catedral se celebran conciertos, eventos especiales, fiestas y presentaciones de las fuerzas armadas lituanas. Todos los días, aquí se puede ver a la gente sentada alrededor del monumento lituano dedicado al Gran Duque Gediminas, descansando y charlando. La amplia Plaza de la Catedral es un hervidero de vida tanto de día, como de noche: aquí se reúnen ciclistas, patinadores, parejas de enamorados, o simplemente transeúntes en un día de verano agradable.
 
El campanario, la estructura defensiva más antigua
 
Frente a la catedral se encuentra el campanario de 57 metros de altura. Se trata de la más antigua y mejor conservada torre de la muralla de Vilnius, con diez campanas de bronce realizadas en los siglos XVI y XVIII por los maestros holandeses y alemanes. A principios del siglo XIX, se instaló un réloj aquí, cuya peculiaridad es que no tiene contador de minutos. En la actualidad la campana suena cada cuarto de hora, también anuncia las festividades y los desastres a los residentes de la capital.
Al lado de la torre del campanario, en la acera, se encuentra un mosaico exclusivo. Es mágico: los habitantes de Vilnius dicen que si se pide un deseo y se gira alrededor de él tres veces por encima de las baldosas, el deseo se hará realidad. Inténtelo y puede ser que sus más íntimos deseos se hagan realidad.
La Catedral de Vilnius es majestuosa, rodeada de la risa de la ciudad, de interés para los visitantes y para siempre conservará en silencio la historia de Lituania. Si te ha gustado, da la vuelta en la baldosa magica, y pide volver como deseo.