EL PALACIO REAL, UN TESTIGO DE IMPORTANTES ACONTECIMIENTOS HISTÓRICOS
 
El Palacio Real se encuentra situado en el centro de Vilnius, en la plaza de la catedral, conocida como el corazón de la ciudad. Su historia se remonta a los tiempos más majestuosos del país y muchos de los grandes duques de Lituania residieron aquí. El Palacio ha sido quemado más de una vez, cambiando su aspecto arquitectónico, siendo finalmente demolido. Sin embargo, después de 200 años sin hacer nada en él, el palacio fue recientemente revivido y por supuesto, usted está invitado a visitarlo.
 
 El orgullo del Palacio Real
 
El pie de la colina Gediminas estuvo habitado en el siglo IV. Mientras se creaba el Estado de Lituania, Vilnius fue convirtiéndose en uno de los centros políticos más importantes, llegando posteriormente a convertirse en capital del Gran Ducado de Lituania. En el lugar donde se situaba la aldea de madera reforzada, a finales del siglo XIII se construyó un poderoso castillo de piedra, el primero en Lituania, que ahora es uno de los edificios más significativos del territorio del Castillo Inferior. A finales del siglo XV, la construcción del castillo defensivo comenzó a convertirse en el representativo edificio de estilo gótico tardío, utilizado residencia de los Grandes Duques de Lituania. En el siglo XVI profesionales, artistas locales de renombre, así como arquitectos italianos, polacos y otros artistas y artesanos, reconstruyeron el Palacio Real convirtiéndolo en una lujosa residencia renacentista que más tarde adquirió las características del barroco temprano. El palacio fue residencia de los príncipes lituanos y polacos.
Los siglos XVI y XVII se denominan como la época dorada del Palacio. Vilnius en ese momento fue un importante centro de Europa Central, del Gran Ducado de Lituania y el Reino de Polonia, los cuales estaban bajo el reinado de los monarcas de Jogaila y las dinastías de Vasa, siendo un estado de importante influencia en la región. Así pues, el Palacio acogió una gran cantidad de acontecimientos históricos importantes para Europa entera. Recibió a enviados extranjeros, se celebró el Seimas, tomó juramento para el Gran Duque de Lituania, se firmaron tratados internacionales, se reforzaron los tribunales, se editó el Estatuto Lituano y albergó la tesorería y el archivo del estado. Además, el Palacio se presumía de tener una de las bibliotecas más ricas de Europa, extraordinarias colecciones de armas, armaduras y trofeos de caza. Se pueden encontrar valiosos objetos de arte, tapices, pinturas y joyas de artistas conocidos y tuvo una intensa vida cultural. Los tiempos de florecimiento terminaron en la mitad del siglo XVII. El palacio fue parcialmente destruido por el ejército de ocupación de Moscú y a comienzos del siglo XIX esta destrucción fue completa.
Renacido durante el milenio de Lituania
 
La idea de restaurar el Palacio de los Gobernantes nació junto con el movimiento de liberación de Lituania a finales del siglo XX. Se iniciaron detalladas investigaciones arqueológicas sobre el palacio en 1987. Fueron encontrados cerca de 500.000 hallazgos únicos en este emplazamiento, que se convirtieron en la base para la restauración del palacio. La restauración del destruido Palacio de los Gobernantes, comenzó en el año 2002. Durante la conmemoración del Milenio del Nombre de Lituania, el 6 de julio de 2009,se celebró una inauguración simbólica del palacio restaurado del Gran Ducado de Lituania. El palacio se convirtió de nuevo en el símbolo del Estado lituano, en orgullo nacional y en un centro para la presentación de la educación cívica, la historia y el patrimonio cultural.
El restaurado Palacio de los Grandes Duques de Lituania y las exposiciones permanentes estarán abiertos para los visitantes desde mediados de 2013. Mientras que el Palacio esté en obras, sus exposiciones y eventos se organizan en el Museo de Artes Aplicadas (Arsenalo g. 3A) o en otros lugares culturales de Vilnius y Lituania.
 
-1°