FESTIVAL DE LA CANCION: JORNADAS CULTURALES DE LITUANIA
 
Un mosaico de trajes étnicos, voces cantando canciones populares lituanas y sutartinės, ritmos de danza folclórica y un montón de caras sonrientes: es el Festival de la Canción que inunda Vilnius cada cuatro años. El evento tiene una duración de seis días y atrae a decenas de miles de participantes y aún más público amante de la tradición del mismo Lituania. El Festival de la Canción es un ejemplo único para todo el mundo en el que se muestra cómo baile y canto, unen a gente proviniente de todo el mundo.
 
Cien años no podían cambiar la importancia del festival
 
Con su historia de casi cien años, el Festival de la Canción es sin duda uno de los eventos más espectaculares de la cultura lituana y su relevancia y popularidad hoy en día es más importante que nunca antes.
El primer día de las canciones, sólo con la participación de coros, se organizó en Lituania en 1924. El festival floreció incluso en los oscuros días de la ocupación: el repertorio incluía canciones patrióticas en las que el pueblo unido luchaba contra la desnacionalización, promovió la unidad y el patrimonio lituano. Además, el camino de los países bálticos hacia su independencia en 1990, es a menudo llamado la "revolución del canto".
Cada cuatro años, los festivales de la canción modernos consisten en el Día de la Danza, el Conjunto de Tarde, la feria popular y de artesanía y el gran toque final, el Día de la Canción.
 
 
Un bien cultural mundial 
 
El Festival de la Canción de Lituania es un evento a nivel nacional y como activo cultural de la humanidad, ha sido incluido en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO. Los festivales de la canción que se producen en los países bálticos son un fenómeno social único que tiene equivalente en todo el mundo.
Antes que nada, es porque el arte popular, los trajes populares, las canciones y bailes y los festivales de artesanías, cobran vida en unos pocos días y lo más importante, encuentran un lugar en los corazones de la gente joven que ansia cosas nuevas.
En segundo lugar, la nación lituana puede estar orgullosa de la enorme magnitud del evento y su interés global. El evento atrae a un promedio total de cerca de treinta mil participantes, muchos de los cuales son parientes que viven en otras partes del mundo.
El Festival de la Canción de Lituania reúne a las personas, revela el espíritu de este país, los enlaza a todos con los sonidos de la música, los ritmos de baile y un sentido de unidad patriótica. Pero aún más, fascina a los que toman parte en esta magnífica celebración por primera vez, a los huéspedes la de Lituania.
 
-5°