LAS VISTAS MÁS HERMOSAS DE VILNIUS DESDE LA COLINA DE LAS TRES CRUCES
 
La capital de Lituania, Vilnius, está decorada con tres magníficas cruces blancas situadas sobre una alta colina. Estas cruces, no son sólo un símbolo de la ciudad de Vilnius, sino también un monumento a la identidad nacional y la resistencia contra la ocupación. Suba a la Colina de las Tres Cruces y aprecie todo Vilnius como si estuviera en la palma de su mano. Es por este motivo que los turistas vienen aquí, junto con los recién casados ​​que quieren capturar los momentos más importates de sus vidas. Los más románticos y los enamorados, también vienen aquí para ver las puestas de sol.
 
Prehistoria y simbolismo
 
Los acontecimientos históricos relacionados con la construcción de las cruces nos remontan al siglo XIV. Entonces, los siete monjes franciscanos fueron asesinados en la pagana Lituania de la época. Tres cruces de madera se levantaron inicialmente en la colina en su memoria. En 1916, se contruyeron en este lugar tres cruces de hormigón armado. En aquellos tiempos, el hormigón era un nuevo material de construcción, siendo las Tres Cruces una de las primeras estructuras de hormigón en la ciudad de Vilnius.
 
Cruces antiguas dentro de las nuevas
 
En 1950, siguiendo las instrucciones de las autoridades soviéticas, las Tres Cruces de Vilnius fueron destruidas. Sin embargo, los habitantes de Vilnius quisieron restaurarlas, por lo que en 1989 y con la resistencia de las autoridades, las tres cruces fueron reconstruidas en su empleazamiento original. Los arqueólogos han descubierto los restos de las antiguas cruces de hormigón, las cuales pueden verse en la actualidad al pie de la colina de las Tres Cruces; otras partes de estas cruces de hormigón, se utilizaron en la construcción de las nuevas.
 
 
El área del Parque de Kalnų abarca la tumba de Gediminas, Bekesas y la colina de Stalo 
 
La Colina de las Tres Cruces se encuentra en el Parque de Kalnų, el cual cuenta con varios cerros. En esta zona puede dar un paseo por la colina de la tumba de Gediminas, nombre del famoso duque enterrado aquí, quien en 1323 fundó la ciudad de Vilnius. A la cima de esta montaña vienen no sólo a aquellos que quieren admirar las vistas sobre la ciudad de Vilnius, sino también los miembros de las comunidades religiosas Balts que celebran sus fiestas en el altar pagano.
La colina de Stalo atrae por su aspecto y recibe su nombre por su forma ya que está nivelada como una mesa. Suba a ella y se divertirá paseando o jugando o simplemente relajándose en el bosque rodeado por el hermoso paisaje de la ciudad.
Otra colina situada en el área del Parque de Kalnų es Bekesas. Su nombre proviene de Kasparas Bekesas, uno de los más famosos jefes militares de Lituania y Polonia de la época, que fue enterrado allí en 1580. Fue enterrado aquí porque el difunto había sido de la fe arriana por lo que sus restos no fueron aceptados en el cementerio católico.
Todas estas magníficas e importantes colinas para la historia de Lituania, se encuentran en el mismo centro de Vilnius. Bajo sus pies se extiende el precioso casco antiguo, con tejados de iglesias, museos, y muchas calles estrechas y hermosas.