HERMOSO MAR Y PLAYAS DE ARENA BLANCA 
 
Lituania se encuentra a orillas del Mar Báltico, siendo su costa una de las más bellas de toda Europa. Venga aquí a descansar, a recuperarse a sí mismo y a disfrutar de los rayos del sol en las playas de arena de Lituania.
 
La costa del mar Báltico en Lituania
 
El Mar Báltico se encuentra en la profundidad del continente, y su costa es una de las más bellas de Europa. Lituania tiene 90 kilómetros de costa. A pesar de que ésta no es muy larga, ofrece una belleza espectacular. La fina y limpia area de las playas, las dunas blancas del istmo de Curlandia, los complejos recreativos,las antigüas aldeas de pescadores y el tranquilo Mar Báltico esperan en silencio su visita.
 
El entorno que no te puedes perder
 
La mayoría de la gente es atraída por los calurosos días de verano con su precioso mar y sus playas de arena blanca, pero también puede encontrar muchos turistas durante la primavera y a finales de otoño.
Los menos activos pueden descansar en las playas soleadas; los que busquen diversión descubrirán una amplia gama de actividades y de entretenimiento; los amantes de los deportes de vela disfrutarán con las innumerables olas azotadas por el viento.
Aquellos que busquen lugares naturales vírgenes y los amantes de la naturaleza, se quedaran asombrados con los impresionantes paisajes de la costa, pudiendo además observar aves en su hábitat natural. Los interesados en la cultura y la historia encontrarán varios museos muy interesantes. También se pueden visitar las antiguas aldeas de pescadores y aprender sobre la rica historia de esta región.
El complejo de Neringa es uno de los más populares en Lituania. Se trata de un verdadero descanso para el hombre agotado del ruido y la rutina de la ciudad.
 
 
 
Destinos preferidos en la región del mar
 
Sin duda, un destino que no debe perderse es Palanga, tanto lituanos como visitantes de otros países disfrutan de este lugar, siendo uno de los enclaves de playa más activos. Aquí no sólo se puede disfrutar del mar y la natación, sino que también pueden encontrar la calma con las dunas. Además se celebran conciertos, hay parques de atracciones y cafés abiertos hasta el amanecer. 
 
El sombrero del holandés es un acantilado de 24 m, que ha sido continuamente erosionado por las olas del mar Báltico y fue formado por un glaciar hace entre 12 y 15 mil años atrás. Este cerro estaba cubierto de bosques de pino y roble, por lo que era un buen punto de referencia para marineros y pescadores.
Caminando a lo largo de la costa del Mar Báltico, puede sumergirse en la búsqueda de uno de los tesoros más famosos de la región del Báltico, el ámbar. Esta piedra dorada nos proporciona diversas evidencias acerca de la prehistoria, cuando el Mar Báltico ni siquiera había comenzado a tomar forma. El ámbar es una resina fosilizada natural que surgió hace unos 50 millones de años. 
 
Pesca, negocios y estilo de vida
 
Cada uno de los antiguos pueblos que han habitado en el istmo de Curlandia, sin excepción, han sido pescadores. Todos los peces capturados eran ahumados por ellos mismos. Y en la actualidad se puede apreciar el agradable aroma del pescado ahumado simplemente dando un paseo por las calles de Neringa. Puede degustar anguila, dorada o perca ahumada y sentir su esencia en cada una de las cafeterías o restaurantes del istmo de Curlandia.
 
-0°