PAN Y QUESO CASEROS EN LA MESA FAMILIAR
 
Desde tiempos inmemoriales el pan lituano ha sido muy respetado y valorado, incluso en la Edad de Piedra, que era conocido como alimento diario. En la actualidad, el pan es indispensable para los lituanos. De acuerdo con las antiguas recetas de pan lituanas, se cuece tanto en el hogar, como en las grandes panaderías. Sin embargo, el pan de horno es el más sabroso, tiene un particular y delicioso aroma y con tan solo un bocado, podrá llenarse al instante de sabores extraordinarios. Un ama de casa lituana común, le ofrecerá queso blanco artesanal lituano para degustar junto con el pan casero. Usted nunca encontrará combinación tan inteligente en ningún otro país del mundo.
 
El pan acompaña a los lituanos en los momentos más importantes de la vida
 
El pan en Lituania no sólo es una comida común, sino un símbolo de las grandes celebraciones de toda la vida. Hasta ahora, para ser generoso, es común llevar el regalo de un gran pan hecho al horno en casa, a la joven pareja el día de su boda. Se entrega pan negro a aquellos que se mudan a un nuevo hogar, deseando que el hogar sea siempre abundante. Este pan, que no encontrará en ninguna otra parte del mundo, se utiliza para dar la bienvenida a los invitados de honor de Lituania, sirviéndose en una toalla de lino y dándolo a probar, con los mejores deseos.
El pan es muy querido para los lituanos y considerado como sagrado. A los niños se les enseña desde temprana edad que si un pedazo de pan se cae accidentalmente al suelo, se debe no sólo recoger, sino también besar para así disculparse. No se puede tirar el pan, si no se utiliza, se alimenta a los animales o pájaros con él.
 
 Hornear el pan lituano tú mismo
 
Si a usted le interesa la mágica receta de pan lituano, le invitamos a venir y tratar de cocinarlo usted mismo. En primer lugar, aprenderá distintas cosas sobre la elaboración del pan, desde la siembra del centeno, hasta la mezcla para la masa y a colocarlo en el horno, usted aprenderá a separar el grano del que está hecho y se enterará de las tradiciones y costumbres para hornear pan. Verá los antiguos utensilios para el hogar que se utilizaban para la molienda, cortando y golpeando el centeno. Y cuando sepa lo suficiente, se subirá las mangas, se pondrá el delantal y empezará a trabajar, haciendo su propio pan.
Puede también sentarse y observar el complejo proceso de cocción del pan sin participar. Verá a un ama de casa lituana que en un principio calienta el horno con dos puñados de madera durante 2 o 2,5 horas y luego coge un pino escoba para limpiar las brasas. Luego, hace panes de la masa que ha sido amasada por unas horas, los coloca en las cáscaras y los pone en el horno. Después de la cocción, el pan se lava con cuidado y la corteza es recubierta con manteca de cerdo, aceite y huevo batido.
 
El queso prensado es fácil de hacer y el sabor es fabuloso
 
El pan resulta muy sabroso si se toma junto con queso fresco recién hecho. Lituania ha sido famosa por sus exquisitos productos lácteos durante mucho tiempo, y el queso blanco lituano es especial porque no lo encontrará en ningún otro lugar. Está hecho de leche agria que se calienta, la cuajada se coloca en bolsas triangulares y se aprieta con una prensa especial de queso. Las amas de casa a veces añaden semillas de alcaravea y amapola a estos manjares blancos y casi siempre agregan sal, para que sean aún más deliciosos. El queso blanco no sólo se come con pan casero, sino que también va bien con la miel y con una variedad de mermeladas de bayas. Si su familia no puede comer todo, se puede secar de nuevo, lo que es bastante inusual, pero también goza de gran sabor.
Usted puede comprar un poco de queso fresco o seco, un tarro de miel, pan casero y mermeladas en ferias de agricultores.
 
-2°