TURISMO SOSTENIBLE: VUELTA A LA NATURALEZA 
 
¿Recuerdas esa sensación que te abraza al caminar descalzo por la hierba húmeda de rocío? Tan suave, tan buena. Todo el cuerpo se llena de energía y emociones positivas. Los amantes de la naturaleza que visitan Lituania, a menudo describen sus impresiones exactamente así: es como caminar descalzo sobre la hierba cubierta de rocío.
 
La naturaleza es como una segunda madre 
 
En Lituania, la naturaleza es muy amada y respetada. No podía ser de otra manera, porque Lituania es el país que conservó creencias paganas durante mayor tiempo en  Europa. Desde la antigüedad, la gente de este país báltico adoraron el fuego, el agua, las piedras y los árboles sagrados. Incluso después del bautismo, la naturaleza siguió siendo como una segunda madre para los lituanos. Por ello, no es de extrañar que aquellos que buscan naturalidad, autenticidad y armonía, experimenten una notable alegría al descubrir estos valores en Lituania. 
 
Todas las condiciones para relajarse
 
En Lituania los amantes del ecoturismo están invitados a hoteles ecológicos certificados y caseríos rurales, a playas de bandera azul, atractivas y muy limpias, y también a visitar los pequeños mercados de los agricultores que venden productos ecológicos. Le invitamos a escapar de la ciudad al campo y viajar por senderos ecológicos a través de humedales, parques nacionales, santuarios y reservas, observar las aves migratorias, o, por ejemplo, asistir al pastoreo de los majestuosos y fuertes uros.
Mientras tanto, para aquellos que buscan más tranquilidad y relax, les podemos decir que tan pronto pongan un pie en un bosque repleto de bayas y setas, su fatiga se evaporará. Si viaja junto con lituanos, después de regresar a casa, seguramente disfruten de un almuerzo o una cena de degustación perfectos: a los lituanos les encanta setas, las conocen muy bien y las cocinan como manjares exquisitos para ellos. Y si no le gusta recoger setas pero está interesado en relajarse, o probar un plato de algo delicioso, no deje de visitar Sūrininkų Namai en Dargužiai. Este lugar es famoso por los quesos maduros lituanos y sus comidas. Además, aprenderá los secretos de hacer pan casero, cerveza de centeno fermentado, recoger miel, hacer una vela de cera, y muchas más cosas.
 
Deliciosas aguas y aire puro incentivan el ecoturismo
 
Los lituanos protegen mucho los lugares desde donde fluye el agua pura. También muestran estos sitios a aquellos que creen en los poderes mágicos de los manantiales.
Lituania es conocida por sus tener las capas subterráneas de agua pura más grandes del mundo, por lo tanto, incluso el agua del grifo en este país es extremadamente limpia y deliciosa. El hecho es que Vilnius es la capital de Europa con el aire más verde y más limpio, el cual promete los mejores placeres del ecoturismo. Cigüeñas, alces o una familia de jabalíes tranquilamente caminando en la carretera, en el camino al Istmo de Curlandia - un sitio único del patrimonio natural protegido por la UNESCO - dejarán una huella imborrable en aquellos que visiten Lituania.
 
 
11°