La semana del cine polaco se ha convertido en una tradición y cada año impresiona con su programa. En el evento se distingue por dos direcciones de películas: moderna e histórica. Así que esta semana está dedicada para el análisis tanto de los cambios políticos y sociales, que han afectado a los polacos, como de la influencia de la post-guerra, la historia y las controversias. En varios cinemas de Vilnius se presentan películas de fama por todo el mundo que toquen los temas importantes y lo que afectan a la audiencia.

Comments

-5°