Šiauliai, con una población 106.8000 personas, es la cuarta ciudad más grande del país, ubicada en el norte de Lituania. La Colina de las Cruces, uno de los símbolos más famosos de la Lituania Católica atrae a multitud de visitantes de todo el mundo, está situada en las proximidades de Šiauliai. La gente comenzó a colocar cruces en la colina, en la forma de una silla de montar, después de la supresión de la sublevación por la liberación de los lituanos en 1831. La gente pone una cruz aquí pidiendo por la Gracia divina o en señal de gratitud por ésta o conmemorando algunos acontecimientos significativos en la vida personal o del país. El cerro cuenta con un panorama diverso de cruces que van desde las composiciones más expresivas de esculturas decoradas con tallas de madera a las más austeras, algunas de ellas son 3-4 m de altura, otras tiene una altura como una persona adulta (más de 20.000), y una variedad infinita de cruces diminutas colocadas por los turistas esperando que sus sueños se hagan realidad. En la actualidad, la Colina de las Cruces es el sitio sagrado más frecuentado en Lituania.
 
En 1923, el famoso museo Ausros fue fundado en Šiauliai, y en la actualidad presenta varias disciplinas interesantes, incluyendo los museos de Fotografía, Bicicletas y otros, así como la exposición "Country Mansion" instalada en la mansión Frenkelis '. En el pasado algunas de sus exposiciones han sido exhibidas en ferias internacionales de Nueva York y París. Merece la pena visitar el antiguo cementerio de la ciudad donde personas de diferentes creencias están enterradas, o caminar a lo largo de un sendero ecológico de 5 km alrededor del lago de Talša. Los que aman las experiencias extremas pueden hacer un tour del antiguo aeropuerto militar soviético de Zokniai.
 
 
Historia de Šiauliai
La historia de Šiauliai se remonta a la victoriosa Batalla del Sol, que tuvo lugar el 22 de septiembre 1236. En el trascurso de su historia, la ciudad fue destruida en muchas ocasiones por las guerras, las plagas y los incendios. El único objeto arquitectónico que ha sobrevivido desde los tiempos antiguos es la Catedral de San Pedro y San Pablo en estilo renacentista, cuya torre, visible desde lejos, tiene una altura de 70 metros y es el punto de referencia del panorama de Šiauliai. La torre alberga un reloj solar único. En la 2 ª mitad del siglo 18 se inició el reordenamiento de la ciudad de acuerdo a los principios de la arquitectura clasicista. Sólo han sobrevivido varios edificios de la época. Situado en el cruce de carreteras y vías férreas, la ciudad ha sufrido enormemente durante batallas y guerras.